Blogia
Pequeña

En el sinsentido

-Lo que más odio es la soledad. Es lo que más odio...sí...o, dicho en otras palabras, es lo que más tristeza me produce. No puedo cambiarlo.-tecleó ella con sus finos dedos sobre las letras del negro teclado, esperando, quizá, alguna respuesta que le hiciera pensar en cualquier otra cosa. O, quizá, que le aliviara, que le mejorara el día.

-Pues yo creo que todos estamos condeandos a estar solos. No sé, eso es lo que más me pudre a mí también, llevo así ya un par de años. Pasa el tiempo...y... es...es un estado de espera. Sí, siempre esperando algo. Pero nada, nada cambia y el tiempo corre. No se si lo puedo explicar.

En aquellos momentos ella no supo si lo más idóneo era sonreir levemente o no, aunque tampoco debía preocuparle porque él no estaba delante para verle. Tenían únicamente sus palabras en una fina pantalla que emitía más que pensamientos. Lo único que ella sabía es que quería seguir charlando con él...

- ¿Puedo contarte algo?

-Claro!-dijo ella muy segura.

-Por ejemplo, este verano conocí a alguien, trabajaba en la playa, iba todos los días, quería ver sus ojos, y su boca,...quería verle. Y el estar ahí (me) valía la pena, ya daba sentido a todo. En realidad yo no quiero estar con alguien porque pueda gustarle, sin más. Lo que yo quiero es estar con alguien que pueda sentir lo mismo que puedo sentir yo, que lo que ambos sintieramos pudiera ser infinito, o al menos, parecerlo... No sé, es asi como lo veo... de todas formas, solos estamos todos, y vamos a estarlo. Es cierot que si encuentras a alguien todo cambia , un poco...aunque tampoco sé hasta qué punto.-ella leía esas palabras a través del ordenador. No sabía si lo compartía todo al 100%, o, si no quería hacerlo, por poder pensar al revés, y confiar más en la vida. Poder confiar más en eso que llaman "amor".  Pero él estaba siendo sincero.

-Entiendo.-dijo ella, esperando que él quisiera seguir abriendo su mente ante una persona que había conocido hacía únicamente un par de meses.

-Me refiero a ver el sentido en el sinsentido.

- Pues...¿sabes donde veo yo el sentido en el sinsentido?...en la escritura...cuando yo escribo...siento que es algo útil, aunque sólo para mí, pero eso ya resulta tener parte del sentido que a veces queramos que tengan las cosas que hacemos.

ÉL le leyó. ELLA, también. Y la tarde, tal vez, mejoró. Pero ella no se lo dijo. Aún así...él ya sabia que sus tardes no estaban siendo buenas, y ahí estaba él, para contarle parte de la vida que había vivido. Y se la mostró ante a sus ojos. A ella. Y entonces cambió un poquito el sentido de aquel día, también.

Y la conversación terminó, pero...llegaron muchas otras después...

 

...Y más adelante...llegarán, aquí, también......

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Maria -

Haber si en esta historia los chicos solitarios acaban compartiendo algo que mas que unas tardes de conversaciones y comparten una historia de amor.

Seria un final feliz :)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres