Blogia
Pequeña

Ella

Pequeña. Viendo cosas que antes nunca habían llegado, y en cambio, ahora sí, pero no con ella, por por ella ni para ella, ni porque ella existe, y está, y vive, y respira, y camina, y ocupa parte de los metros cuadrados de este mundo. Se siente jodidamente a solas, pero intenta mirar hacia adelante.  Y otras veces, piensa que no puede hacer nada. Hay días que siente rabia, otros que está triste, otros que se enfada consigo misma, y otros que se deprime y no ve nada bueno. Y otros...otros que se siente inútil. Pero todos los días se repiten, y algunos son incluso diferentes, pero igual de malos.

Débil. Como fracturada. Herida como si hubiera sufrido mil batallas seguidas sin descanso alguno. Con recuerdos que se han extraviado pero que tampoco echa de menos. Con tres cuartos de ceguera en el pasado que ya no le dice lo mismo, (o tal vez no le dice nada). Con cosas que desechar y otras que guardar con mimo (las que no le hacen daño y son importantes, ahora. Y no antes o después).

Prescindible. Como ese viejo mueble del salón que la gente tira para comprar uno nuevo, más reluciente, más brillante, más bueno. Pero no se rinde por esto, ni tampoco se hunde porque pueda parecer lo que no es. Se alza porque sabe que puede ser grande y fuerte, e imprescindible para las personas que saben que un ¿cómo te encuentras? nunca está demás. Y mira sus sonrisas en tiempos pasados donde nadie le coge de la mano o le abraza o le está sonriendo o lanzando un beso a cinco centímetros de su mejilla porque se quiere ver sola. Y quiere sus sonrisas a solas. Para ver cómo eran, cómo sonreía, cómo era su vida cuando nadie formaba parte de ella.

Cansada, pero, a su vez, llena de cosas por hacer, y decir, y desear. Y canta, a veces, y baila, otras tantas... y también bebe con sus amigos para dejar de pensar...o por contra, pensar en las cosas buenas que tiene en su vida. Cosas que ya no van ligadas a nombres que antes si tenian más sentido.

Y es ella, y sabe que cuando alguien se pare a esperarle, a preguntarle cómo está, o qué hora es, o cuál es su película preferida.... ella sonreirá, y todo será distinto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Maria -

Nada de debil, nada de pequeña, ni prescindible ni cansada!! Y lo bueno, que como escribes, lo sabes ;)

A sonreir
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres