Blogia
Pequeña

Hasta que amanezca

Quédate unas horas, o quédate toda la noche, pero quiéreme. Tápame, nótame, siénteme, abrázame, acaríciame... Haz lo que se te antoje, pero haz algo que me empuje a sonreír... No quería conttártelo, y no sé si es el mejor momento, aquí, bajo un cielo tranquilo y unas estrellas tan bonitas; pero... ayer rompí la lista que contenía todas las cosas que necesitaba hacer antes de morirme. La mitad de esas cosas no las he podido hacer. Por eso estoy así. Por eso no me ves reír, por eso no muevo la boca, ni alzo los ojos ni abro las manos, por eso me tapo con este jersei, por eso lloro y por eso quiero vaciar este cuarto. No sé si es bueno que queden o no cosas de mí,  no sé si es bueno que, para cuando regreses a casa, veas mi foto en tu marco favorito, no sé si es bueno que estés aquí... pero lo necesito. Se me han quedado tantas cosas pendientes en este camino...

Quédate unas horas... sólo puedo agradecértelo con mi presencia, con la de ahora. Sabes que cada día, para mí, significa uno menos en esta vida limitada Y sonríes, y me gusta verte así, porque pareces feliz, y, eso, me reconforta, pero no te puedo devolver la misma sonrisa, ni la misma marida, espero que sepas comprenderlo. Yo sé que sí.

Me gustaría que te quedaras, pero no porque te de pena, o porque sientas lástima de mí, o porque quieres fingir que estás bien...no, no quiero eso. Sólo quiero que te quedes si de verdad quieres hacerme compañía, si de verdad algún día sentiste que no podías vivir sin mí, o si un día te asustaste de lo tanto que me amabas... sólo quiero que te quedes si al mirarme sientes algo, o piensas que no es justa la vida, si ahora resulta que me la arrebatan y no puedo seguir escribiendo/(te). Porque te escribo, y te escribo continuamente, aunque no siempre sobre un papel. Pero mi mente te regala palabras que tú no escuchas. Y mis manos lanzan besos que tu no ves. Y mi voz te canta, pero tú no la oyes.

Ahora te miro, pero no me miras. Tienes la mirada perdida, y yo, sin embargo, el alma partida. No sé cómo decírtelo, pero mi último deseo sería hacer el amor contigo. Quedarme unida a ti hasta que amanezca. Y despertarme y verte dormido. Sólo eso... quédate...escúchame...quiéreme..por esta noche...

Hasta que amanezca. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres