Blogia
Pequeña

El principio del fin

Sentir que ya no te necesito, es el principio del fin. O debería haberlo sido mucho antes. Pero eso, como muchas otras cosas, ya no me preocupa. Me digo que los cambios son buenos, y lo son, porque nos enriquecen, y a partir de ahí...todo es mejor. Sonrío, porque estamos lejos el uno del otro, y, porque hemos elegido esta distancia, quizá, para “reencontrarnos” cuando baje la marea, cuando nuestras manos no se irriten tanto al rozarse por casualidad o equivocación. Y cuando nuestras miradas dejen de expresar lo que expresan,...o, por el contrario, empiecen a expresarse algo. Tampoco tengo la necesidad de que nuestros ojos se miren, se busquen o se encuentren, en un determinado periodo de tiempo a lo largo del dia, del que casi ya no hablamos. Porque tampoco hace falta. A lo mejor piensas lo contrario, pero en el fondo, sabes que es así.

Sentir que sonrio pero ya no por ti  ni para ti. Sino por mi y para la demás gente, la que supo preguntar a tiempo y querer de verdad. La que vino a saber si algo de mi se habia muerto, si seguia respirando con facilidad, o si tenia ganas de vivir. Al fin y al cabo, es lo que mas me preocupa, si me quedan o no ganas de vivir.

Sentir que quedas lejos, que ya no eres el mismo. Sentir que eso ya esta lejos de las cosas que me gustaria que cambiaran. Sentir que yo se muy bien quien soy, si he perdido o no cosas en el camino, o, si, he querido que se perdieran aposta... En realidad, está todo mejor así. Tú quieres a tu modo, a tu ritmo, y yo al mío, y referente a eso, no podemos reprocharnos nada.

Sentir que no me arrepiento de todas esas cosas en las que me podía haber arrepentido mucho antes de que tu indiferencia quisiera amenazarme, atemorizarme... Pero la vida es así, asi de brusca, de veloz y chocante a la vez. Y tampoco puedo denunciarla, porque siempre gana todos los juicios, aunque seamos nosotros las victimas del juego.

Pero esto no es un juego, es mi vida. Y tu has dejado de contar en ella, y no solo porque yo te quitara parte de ese espacio que ocupabas, (que ya no quiero que lo llenes), sino porque tu tambien te encargaste de desocuparlo, a tu manera, claro. Y con los ojos o no por delante, las patadas duelen, y cada uno sufre, también, a su manera. Y en base a eso, lo importante es que me levante sin lagrimas secas en la punta de la nariz o en el fin de mi barbilla. Y tambien importa que me mire al espejo y me sienta y me vea guapa. E importa que mire hacia delante y arriba, y vea un nuevo cielo, unas nubes mas bonitas que las de ayer, y toda una vida por delante. Pero sin ti, claro.

Me cuesta decirlo, incluso pronunciarlo en voz alta. Pero no escribirlo. Porque es verdad. Hay momentos que imagino mi vida sin ti ya en el mañana, en realidad es como si ni siquiera ahora estuvieras...pero me refiero a una distancia mucho mayor. A ese tipo de distancia en el que dos amigos se tiran dos, tres o cuatro años sin escribirse una pequeña carta, o un rapido mail, o se hacen una llamada por trimestre. Supongo que eso me lo he imaginado, y tampoco me ha asustado la idea.

No voy a mentir(te) ni mentir(me), porque no me imaginé esto hace un tiempo, al menos de manera tan real. Pero, ahora, sí. Y no dejo de sonreír por ello. Porque la vida también es así, así de espontánea, e imprevisible. Y quizá lo que mejor me siente sea que nos perdamos por un tiempo, o durante años...y cuando sintamos la necesidad de contarnos qué es lo que nos ha pasado, o qué es lo que hemos sentido, pues, eso, llamarnos, y tomar un café. Mirarnos a los ojos pero, entonces, sin hacernos daño. Y sin quemarnos sin fuego y arañarnos sin uñas.

Supongo que quería decirte esto hace tiempo, y supongo que querría que lo recordaras, pero no voy a obligarte que aceptes todo lo que yo piense, que, sinceramente, pienso que tu compartes parte de lo que yo estoy plasmando, pero... tambien cada uno coge una racion de libertad que le corresponde, y , por tanto, tienes todo el derecho de pensar si esto merece la pena. Y si es mejor que te olvides de todo lo que supe o no darte. Porque a mi, tristemente, se me ha olvidado un gran cumulo de cosas que nos dimos, compartimos y vivimos de la mano caminando.

Pero tampoco me apeno, porque supongo que el pasado, es simplemente eso. Y tu miras tu presente de cerca. Y yo lo miro, también, con una pequeña sonrisa, que ilumina otras que me rodean, y asi, me siento mas segura.

Y tu no estás, pero sigo sonriendo, porque creo que ya nada me da miedo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

inma -

yo también lo veo muy lejos.... todo... hasta las palabras del título, demasiado difíciles de pronunciar para mi. No quiero ni pensarlas. Día también bajonero para mi, decepciones por tooooodas partes, al final acabas pensando ¿qué tengo alrededor?

en fin.. me alegro que tú al menos avances. mil besos lauri!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Maria -

Yo pensaba que habia avanzado, que estaba en un punto muy adelante pero no. Todavia no estoy preparada para una llamada trimestral, aunque ahora tampoco tengo ninguna. Simplemente se fue y no miro para atras, ni una mirada de reojo.. Y sigo sin estar preparada para eso.

He tenido un dia bajonero. Quizas por eso no haya sabido apreciar tu texto como corresponde, porq lo veo muy lejos.

Un beset!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres