Blogia
Pequeña

Hora de decir adios

Me resulta facil no mirarte a los ojos, ni a las manos, a ti, en general, y me asusta, pero lo he admitido. En estos dias se ha escapado todo el cariño que habia en mi por ti, no he podido controlarlo, ha sido como uno de esos coladores que la gente suele comprar para evitar asi tomarse el cafe con la nata que queda de la leche demasiado caliente. Pues asi ha sido... un colador en mi vida, mi cariño, hacia ti...perdido...quiza para siempre.

Ahora te miro y no veo a ese chico que antes si veia, al chico que me hacia sonreir con una palabra, el chico que se preocupaba por mis dias, por mi estado, por todo. Han faltado muchas palabras, y han sobrado muchos actos que me han ido haciendo daño cada mañana y cada noche, no he podido parar la herida, la sangre ha ido corriendo, derramando dolor que no podré olvidar. Nunca pensé que esto podría pasar, no, eso no lo piensas cuando llevas muchos años compartiendo con alguien demasiadas cosas, cosas que no se deben olvidar facilmente, pero que si se puede, es decir, se pueden despreciar recuerdos cuando comienzas a pensar que ya no te sirven de nada. Porque si, me pueden unir contigo, pero yo no puedo vivir del pasado, ya lo he hecho durante mucho tiempo, y no, ya no, no me veo con ese deseo en mis dedos. Lo que quiero es sonreir, y tu has perdido la capacidad de provocarme sonrisas, te has llevado muchas, y tambien las has ido perdiendo, porque dejaron de decirte cosas.

Podria haber sido todo diferente, es decir, mas y mejores palabras entre los dos, miradas mas sanas, algun abrazo, aunque sin demasiado entusiasmo, pero igual me hubieras sanado. Y has llegado tarde, y en realidad, sabes que? no has abierto del todo los ojos, y a lo mejor ni siquiera soy importante para ti y todavia lo ignoras, pero yo no voy a quedarme esperanod en esta silla, para verte llegar. Tampoco puedo decirte que dentro de un tiempo, meses, años... me encontraras. Necesito mi tiempo, mi espacio, mis cosas, y entre todas ellas, ahora tu no puedes estar. Nunca pense en esto, en que tu, la persona mas sensata, comprensiva y generosa, pudiera provocarme tanto daño. El dolor nunca ha reinado entre los dos durante mucho tiempo y ahora todo eso ha cambiado y no puedo aceptarte ahora, no puedo porque me hago daño, y no quiero hundirme. Porque tu no vas a venir a sacarme de aquí.

Te has desentendido y has gastado tu tiempo en ser feliz, lo sabes hacer, y me alegro, porque no es nada fácil. Ya casi no podemos hablarnos, porque en realidad es como si fueras un desconocido para mi. No quiero contarte mis cosas porque creo que tampoco va a servir de mucho. Tu no vas a escucharme siempre, y yo no voy a pararme tampoco. Es una manera de decir adios, supongo, a muchas cosas. Atrás cosas que tu mente ha ido borrando, pero todavia no te has dado cuenta.

Quedate con lo que quieras, y pideme recuerdos, si quieres, porque te los regalo. Creo que deshacerme de ellos es lo mejor que ahora puedo hacer, mas que nada, por cultivar mi sonrisa, y enseñarla a personas que sepan apreciarla, y mirarme a las pupilas con el ruego de: "Laura, por ti, ya, joder, sé feliz, que te toca". No sé...no has sabido leer en mis labios ni tampoco en mis ojos y no puedo culparte por ello porque entre nosotros no queda nada, y si queda, yo no puedo verlo, o peor, no quiero verlo. Quisiera poder decir lo contrario, pero has oido alguna vez que solo basta un momento para estropearlo todo? Asi ha sido... y me da lastima, y en parte, rabia, y no puedo solucionarlo, porque gaste fuerzas en pensar qué podia hacer para recuperar parte de la alegria que ciertos dias me dejaron sobre mis brazos.

Y si me ves, no pienses que soy la de ayer, ni la que conociste cierto dia de otoño. No, ya no. Soy diferente. Y si, supongo que esto es parte del adios que nunca nos hemos dicho. Aquí queda. Ahora solo te queda que te despidas de esta persona que ya no volvera a ser la misma. Que ya no volverá esa parte que conociste. Si, di adios.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

caramelosdementa -

Claro que se puede borrar todo, incluso sin despedidas. Por algo así supongo que parecía que no estaba de acuerdo contigo en el otro post. Hace un año y medio hice un reset brutal y rompi con todo, todo, todo. Me imagino que el resto del mundo pensó que era una falsa y que no era normal que cambiara tanto de un día para otro cuando parecía que todo me iba estupendamente. Pero es lo que necesitaba y lo hice, solo pensando en mí. Egoista?? No, necesitaba sentirme viva. No creo que mi historia tenga que ver con la tuya pero me pongo en el lugar de los que deje en mi camino y sí, claro que se pueden borrar cosas (tanto por parte de ellos como por la mía), solo se necesita voluntad y una motivación. Ánimo. Un beso.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

maria -

Cuando llegue mi dia, te pedire permiso para compartir este texto.

Y ya sabes Laurita. A vivir la vida, sin la de nadie. La tuya y ninguna más. Esta noche estoy positiva. Veo que se puede llegar a borrar todo, aunque aun no...

Un beset
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres