Blogia
Pequeña

Da igual

Escucho a Laura Pausini, y me acuerdo de las tardes de invierno en Madrid, cantando sus canciones, leyendo sus letras, y moviéndome al son de su música. Era otro tiempo. Tenía otros ojos, y otra visión de la vida. Era pequeña, pero estaba creciendo. Era ilusa, pero ya no creía en tantas cosas. Me quedaba mucho por caminar, pero ya quería. Ya deseaba, ya sentía y dejaba de sentir. Escuchaba y dejaba escuchar. Vivía y dejaba vivir. Tenía sueños, cosas que hacer, palabras que escuchar, y muchas metas. Muchas. Una niña que creía que podía llegar a ser muchas cosas, muchísimas. Quizá demasiadas. Sin embargo, nunca hubo ambición, simplemente había una niña escuchando a Pausini, y escribiendo, y leyendo...queriendo ser alguien importante para sus padres, queriendo ser la mejor amiga de sus amigas.

Ahora, después de casi 7 años, me encuentro con la misma música, pero con otra vida, una a la que faltan, y le sobran muchas cosas, pero no sabría decir el qué. Nunca creí en la exactitud, y ahora mismo, no me apetece contar qué es lo que falta o lo qué sobra aquí y ahora. Tampoco sé si quiero saberlo, tampoco solucionaría nada, ahora mismo. Después de casi 7 años, tengo sueños, pero no tantos, y tengo metas, pero las veo difuminadas y han perdido parte del color. Han perdido algo de fuerza, y yo también, para qué negarlro. Y cada día, siento que me van quitando más y más. No puedo caminar hacia delante, pero tampoco hacia atrás. Me quedo estancada y me pellizco para empujarme a moverme, pero tampoco lo consigo. Sólo logro tener pequeños circulos morados en mi piel, y me dejo llevar, pero nada ni nadie me lleva.

Da igual que suene en este cuarto la mejor y más bella cancion de Laura, ni que ahí afuera brille el sol más envidiable de la semana, ni que en el parque se oigan decenas de risas de niños que juegan a ser mayores, ni tampoco importa ya que el teléfono esté encendido o apagado, que tenga o haya perdido la llave del buzón, y un largo etcétera. Da igual que espere más o menos de la vida, porque, al final, ella siempre hace conmigo lo que quiera. Y, de momento, mi única meta es no sentir demasiada nostalgia, y tristeza, y melancolía al escuchar a Laura, y a esas canciones que te hacen pensar en todo lo que has hecho hasta el día de hoy, y si quieres vivir algo como lo que ella narra, o, por el contrario, si ya lo has vivido, y no sabes si tirar esos recuerdos al cubo de reciclaje, o, quedártelos y dejarlos por algún lugar. Y que se pierdan, como las ganas de no vivir.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Maria -

Me fui dos semanas de vacaciones y al volver y ver que has vuelto me ha aparecido una sonrisa en mi cara.

Y mas despues de leer esto... Laura Pausini... Todos sus discos y la tenia olvidada pero por circunstancias... volvi a ella :)

Un saludo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres