Blogia
Pequeña

Todavía más

...y han habido todavía más cambios. Esta vez, en mi habitación. Cada septiembre, al volver a casa, es sentir la necesidad de cambiar un poco las cosas, ya sea unas por otras, quitar unas, tirar otras, poner otras nuevas... Y me gustan, me gustan estos cambios, de estas características. Ahora todo está como me gusta, tal y como quería que estuviera. Me encuentro agusto entre estas cuatro paredes que contienen, quizá, el 60% de mi vida, a base de recuerdos plasmados en fotografías, recortes de historias con palabras que me marcaron, música que ha formado parte de mí siempre...y muchas cosas más. Ahora, un añadido más: un espejo precioso en el que encontrar a una mujer valiente y fuerte. Alguien que no se desvanezca a la primera de cambio y tenga la suficiente capacidad como para confiar en sí misma. Eso es muy importante, y a veces nos pasamos media vida sin darnos cuenta de ello, y cometemos el gran error de pensar que otras cosas están por delante de eso. Pero si una no confia en si misma, es muy probable que los demás tampoco lo hagan, y de ahí a perder el rumbo establecido, hay un pequeño paso.

Y debe ser que me gustan los cambios.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

isilrod -

el viento te trae cambios en forma de sonrisas. me gusta!

Cambia todo lo que quieras, eso sí, no te pierdas a ti misma por el camino. Sería una pena ;).

Un abrazo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres