Blogia
Pequeña

Olvidé vivir

Un viaje sorpresa, una carta con un par de líneas que contuviera un “te quiero”, un mensaje de madrugada, una cena donde sobraran las luces… cualquier cosa hubiera bastado, pero nada llegó. Nada apareció. Nada se salvó. Y me encuentro con otros ojos y con otro corazón.

Podría describir lo que me gustaría vivir, pero de nada serviría, tampoco. Falta esperanza, y sobra desilusión. Faltan sueños, y sobran miedos.Puedo negarme a sentir este vacío y a caminar, pero no lo hago. Pierdo fuerzas de manera inesperada, y me siento desnuda ante el mundo. Me quedo, por momentos, sin motivos para vivir, y eso me asusta.

Querría olvidar muchas cosas que siguen aquí, e inventar otras que podrían estar por llegar. Querría borrar nombres, lugares, sensaciones, palabras. Y podría saltar de un sitio a otro y no volver. Podría hacer muchas cosas, y me siento encerrada, atada, clausurada. Tal vez perdí la libertad o la capacidad de creer que puedo hacer eso y más. Tal vez perdí lo esencial, lo básico, y olvidé vivir.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres